La Celestina

DiscovereBooksLa Celestina
La Celestina

Author

Fernando de Rojas

About this book

A Spanish Romeo and Juliet, Celestina was published in 1499 and became Spain's first-ever bestseller. Readers thrilled to the salty character of Celestina and her world of prostitutes and black magic even as they mourned the fate of Calisto and Melibea, the young lovers she unites using her wiles as a seller of perfumes and potions. Fernando de Rojas's exhilarating mix of street wit, obscenity, and cultured rhetoric mark Celestina as a masterpiece: an original, explosive, genre-defying work that paved the way for the picaresque novel and for Cervantes.

Contents (6)

LA CELESTINA
Currently reading
ARGUMENTO DEL SESTO AUTO.
ARGUMENTO DEL NOUENO AUTO.
ARGUMENTO DEL QUATORZENO AUTO.
ARGUMENTO DEL VEYNTENO AUTO.
OBRAS CITADAS

LA CELESTINA

**This is a COPYRIGHTED Project Gutenberg Etext, Details Below**The Project Gutenberg Etext of La Celestina by Fernando de Rojas

Copyright 1998 R. S. Rudder

Please take a look at the important information in this header. We encourage you to keep this file on your own disk, keeping an electronic path open for the next readers. Do not remove this.

**Welcome To The World of Free Plain Vanilla Electronic Texts**

**Etexts Readable By Both Humans and By Computers, Since 1971**

*These Etexts Prepared By Hundreds of Volunteers and Donations*

Information on contacting Project Gutenberg to get Etexts, and further information is included below. We need your donations.

LA CELESTINA [In Spanish]

by Fernando de Rojas

(Edicion y Notas de Robert S. Rudder)(Edition and notes by Robert S. Rudder)Copyright 1998 R. S. Rudder

January, 1999 [Etext #1619]

The Project Gutenberg Etext of La Celestina, by Fernando de Rojas*******This file should be named 1619.txt or 1619.zip******

The official release date of all Project Gutenberg Etexts is at Midnight, Central Time, of the last day of the stated month. A preliminary version may often be posted for suggestion, comment and editing by those who wish to do so. To be sure you have an up to date first edition [xxxxx10x.xxx] please check file sizes in the first week of the next month. Since our ftp program has a bug in it that scrambles the date [tried to fix and failed] a look at the file size will have to do, but we will try to see a new copy has at least one byte more or less.

Information about Project Gutenberg (one page)

We produce about two million dollars for each hour we work. The fifty hours is one conservative estimate for how long it we take to get any etext selected, entered, proofread, edited, copyright searched and analyzed, the copyright letters written, etc. This projected audience is one hundred million readers. If our value per text is nominally estimated at one dollar, then we produce 2 million dollars per hour this year we, will have to do four text files per month: thus upping our productivity from one million. The Goal of Project Gutenberg is to Give Away One Trillion Etext Files by the December 31, 2001. [10,000 x 100,000,000=Trillion] This is ten thousand titles each to one hundred million readers, which is 10% of the expected number of computer users by the end of the year 2001.

We need your donations more than ever!

All donations should be made to "Project Gutenberg/CMU": and are tax deductible to the extent allowable by law. (CMU = Carnegie - Mellon University).

For these and other matters, please mail to:

Project GutenbergP. O. Box 2782Champaign, IL 61825

Internet: dircompg@pobox.comCompuServe: >internet:dircompg@pobox.comAttmail: internet!pobox.com!dircompg

When all other email fails try our Michael S. Hart, Executive Director: hart@pobox.com (internet)

We would prefer to send you this information by email(Internet, Bitnet, Compuserve, ATTMAIL or MCImail).

******If you have an FTP program (or emulator), pleaseFTP directly to the Project Gutenberg archives:[Mac users, do NOT point and click. . .type]

ftp mrcnext.cso.uiuc.edu login: anonymous password: your@login cd etext/etext90 though etext/etext97 or cd etext97 [for new books] or cd etext/articles dir [to see files] get or mget [to get files. . .set bin for zip files] get INDEX100.GUT get INDEX200.GUT for a list of books and get NEW.GUT for general information and mget GUT* for newsletters.

**Information prepared by the Project Gutenberg legal advisor** (Three Pages)

***START** SMALL PRINT! for COPYRIGHT PROTECTED ETEXTS ***TITLE AND COPYRIGHT NOTICE:

LA CELESTINA [In Spanish]

by Fernando de Rojas

(Edicion y Notas de Robert S. Rudder)(Edition and notes by Robert S. Rudder)Copyright 1998 R. S. Rudder

This etext is distributed by Professor Michael S. Hart through the Project Gutenberg Association at Carnegie-Mellon University (the "Project") under the Project's "Project Gutenberg" trademark and with the permission of the etext's copyright owner.

LICENSE You can (and are encouraged!) to copy and distribute this Project Gutenberg-tm etext. Since, unlike many other of the Project's etexts, it is copyright protected, and since the materials and methods you use will effect the Project's reputation, your right to copy and distribute it is limited by the copyright laws and by the conditions of this "Small Print!" statement.

[A] ALL COPIES: The Project permits you to distribute copies of this etext electronically or on any machine readable medium now known or hereafter discovered so long as you:

(1) Honor the refund and replacement provisions of this "Small Print!" statement; and

(2) Pay a royalty to the Project of 20% of the net profits you derive calculated using the method you already use to calculate your applicable taxes. If you don't derive profits, no royalty is due. Royalties are payable to "Project Gutenberg Association/Carnegie Mellon-University" within the 60 days following each date you prepare (or were legally required to prepare) your annual (or equivalent periodic) tax return.

[B] EXACT AND MODIFIED COPIES: The copies you distribute must either be exact copies of this etext, including this Small Print statement, or can be in binary, compressed, mark- up, or proprietary form (including any form resulting from word processing or hypertext software), so long as *EITHER*:

(1) The etext, when displayed, is clearly readable, and does *not* contain characters other than those intended by the author of the work, although tilde (~), asterisk (*) and underline (_) characters may be used to convey punctuation intended by the author, and additional characters may be used to indicate hypertext links; OR

(2) The etext is readily convertible by the reader at no expense into plain ASCII, EBCDIC or equivalent form by the program that displays the etext (as is the case, for instance, with most word processors); OR

(3) You provide or agree to provide on request at no additional cost, fee or expense, a copy of the etext in plain ASCII.

LIMITED WARRANTY; DISCLAIMER OF DAMAGES This etext may contain a "Defect" in the form of incomplete, inaccurate or corrupt data, transcription errors, a copyright or other infringement, a defective or damaged disk, computer virus, or codes that damage or cannot be read by your equipment. But for the "Right of Replacement or Refund" described below, the Project (and any other party you may receive this etext from as a PROJECT GUTENBERG-tm etext) disclaims all liability to you for damages, costs and expenses, including legal fees, and YOU HAVE NO REMEDIES FOR NEGLIGENCE OR UNDER STRICT LIABILITY, OR FOR BREACH OF WARRANTY OR CONTRACT, INCLUDING BUT NOT LIMITED TO INDIRECT, CONSEQUENTIAL, PUNITIVE OR INCIDENTAL DAMAGES, EVEN IF YOU GIVE NOTICE OF THE POSSIBILITY OF SUCH DAMAGES.

If you discover a Defect in this etext within 90 days of receiving it, you can receive a refund of the money (if any) you paid for it by sending an explanatory note within that time to the person you received it from. If you received it on a physical medium, you must return it with your note, and such person may choose to alternatively give you a replacement copy. If you received it electronically, such person may choose to alternatively give you a second opportunity to receive it electronically.

THIS ETEXT IS OTHERWISE PROVIDED TO YOU "AS-IS". NO OTHER WARRANTIES OF ANY KIND, EXPRESS OR IMPLIED, ARE MADE TO YOU AS TO THE ETEXT OR ANY MEDIUM IT MAY BE ON, INCLUDING BUT NOT LIMITED TO WARRANTIES OF MERCHANTABILITY OR FITNESS FOR A PARTICULAR PURPOSE. Some states do not allow disclaimers of implied warranties or the exclusion or limitation of consequential damages, so the above disclaimers and exclusions may not apply to you, and you may have other legal rights.

INDEMNITY You will indemnify and hold the Project, its directors, officers, members and agents harmless from all liability, cost and expense, including legal fees, that arise directly or indirectly from any of the following that you do or cause: [1] distribution of this etext, [2] alteration, modification, or addition to the etext, or [3] any Defect.

WHAT IF YOU *WANT* TO SEND MONEY EVEN IF YOU DON'T HAVE TO? Project Gutenberg is dedicated to increasing the number of public domain and licensed works that can be freely distributed in machine readable form. The Project gratefully accepts contributions in money, time, scanning machines, OCR software, public domain etexts, royalty free copyright licenses, and whatever else you can think of. Money should be paid to "Project Gutenberg Association/Carnegie-Mellon University".

*SMALL PRINT! Ver.04.29.93 FOR COPYRIGHT PROTECTED ETEXTS*END*

**This is a COPYRIGHTED Project Gutenberg Etext, Details Below**The Project Gutenberg Etext of La Celestina by Fernando de Rojas

Copyright 1998 R. S. Rudder

LA CELESTINA

por

Fernando de Rojas

(Edicion y Notas de Robert S. Rudder)

Copyright 1998 R. S. Rudder

I. Introduccion

II. La Celestina

III Glosario y Notas

Si bien es cierto que "La Celestina" nos deja con muchas dudas sobre la personalidad de los personajes, esta misma vaguedad hace que la obra parezca mas realista, permitiendo incluso una lectura moderna. Poco sabemos tambien sobre la autoria de la obra; sabemos que Fernando de Rojas, el unico autor conocido, fue un judio converso, nacido en Montalban, y que estudio en la Universidad de Salamanca. Despues de haber escrito esta obra maestra en su juventud, simplemente desaparecio de la escena literaria: fue a Talavera para ejercer el oficio de abogado, y alli murio en 1541.

El lugar de la accion de la obra no tiene semejanza geografica especifica con ningun pueblo de Espana. Quedan tambien como meras sombras varios grupos de personajes (la muchedumbre que asiste al ajusticiamiento de Sempronio y Parmeno; los vecinos congregados alrededor de Pleberio cuando este da su discurso final). Y aunque las descripciones fisicas de los personajes centrales de la obra no son nada mas que bosquejos, hay una gran profundidad en sus personalidades. Los dos personajes centrales cuyas vidas y destinos se enlazan apasionadamente, Calisto y Melibea, comparten una historia que se extiende mas alla de los confines de "La Celestina". Desde sus primeras palabras vemos que se han conocido antes del comienzo de la obra: "en tan conueniente lugar que mi secreto dolor manifestarte pudiesse. sin dubda encomparablemente es mayor tal galardon que el seruicio: sacrificio: deuocion e obras pias que por este lugar alcanzar tengo yo a dios ofrescido." Estas vidas que se mueven tanto dentro como fuera de la obra, encontraran su eco mas de cien anos despues en el arte de Velazquez donde hay figuras que aparecen dentro y fuera de la pintura.

Para esta edicion electronica se han utilizado las cuatro siguientes versiones de "La Celestina":

1. "Comedia de Calisto y Melibea", Burgos, 1499. 16 actos. Facsimile.

2. "Comedia de Calisto y Melibea", Toledo, 1500. 16 actos, Facsimile. Esta edicion tiene una carta del "autor a un su amigo", donde dice que encontro el primer acto, y que escribio los demas actos en quince dias de vacaciones. Tambien hay versos de "El autor escusandose de su yerro en esta obra que escriuio…" los cuales son un acrostico que revela lo siguiente: "El bachjller fernando de royas acabo la comedia de calysto y melybea y fve nascjdo en la puebla de montalvan."

3. "Comedia de Calisto y Melibea", Sevilla, 1501. Edicion de Foulche-Delbosc (1900). Semejante a la edicion de Toledo, 1500, con unas variaciones en la "carta" y en los primeros versos.

4. "Tragicomedia de Calisto y Melibea", Valencia, 1514. 21 actos y otras interpolaciones. Facsimile.

He mantenido la ortografia y puntuacion de los facsimiles para dar un sentido autentico a esta version electronica. Los cinco actos y otras interpolaciones anadidos en la edicion de Valencia (1514) estan marcados entre comillas ("). Las unicas concesiones a la puntuacion moderna son el uso, de vez en cuando, de la coma (,), el punto y coma (;), y la exclamacion (!); estas tres no existen en los facsimiles. Tampoco he podido usar el tilde a causa de los limites de este modo de transmision, y el lector tendra que ponerlo. En cuanto al acento, esta transmision electronica no permite tal cosa, pero tampoco existe en los facsimiles.

Mi sincero agradecimiento al Profesor Juan de Castro, Magdalena deCastro, y Gloria Arjona.

Robert S. RudderCalifornia State University, Los AngelesJunio, 1998

[LA CELESTINA]

"TRAGI" COMEDIA DE CALISTO Y MELIBEA

"nueuamente reuista y emendada con addicion de los argumentos de cada vn auto en principio." la qual contiene demas de su agradable e dulce estilo muchas sentencias filosofales: e auisos muy necessarios para mancebos: mostrandoles los enganos que estan encerrados en siruientes e alcahuetas.

"EL AUCTOR

A VN SU AMIGO.

Suelen los que de sus tierras absentes se hallan considerar: de que cosa aquel lugar donde parten mayor inopia, o falta padezca: para con la tal seruir a los conterraneos de quien en algun tiempo beneficio recebido tienen: e viendo que legitima obligacion a inuestigar lo semejante me compelia: para pagar las muchas mercedes de vuestra libre liberalidad recebidas: assaz vezes retraydo en mi camara acostado sobre mi propia mano: echando mis sentidos por ventores: e mi juyzio a bolar: me venia a la memoria: no solo la necessidad que nuestra comun patria tiene de la presente obra por la muchedumbre de galanes: e enamorados mancebos que posee: pero avn en particular vuestra misma persona: cuya juuentud de amor ser presa: se me representa auer visto: e del cruelmente lastimada: a causa de le faltar defensiuas armas para resistir sus fuegos: Las quales halle esculpidas en estos papeles: no fabricadas en las grandes herrerias de Milan: mas en los claros ingenios de doctos varones castellanos formadas: e como mirasse su primor: sotil artificio: su fuerte e claro metal: su modo e manera de lauor: su estilo elegante: jamas en nuestra castellana lengua visto ni oydo. Leylo tres o quatro vezes: e tantas quantas mas lo leya: tanta mas necessidad me ponia de releerlo: e tanto mas me agradaua: y en su processo nueuas sentencias sentia: vi no solo ser dulce en su principal hystoria: o ficion toda junta. pero avn de algunas sus particularidades salian deleytables fontezicas de filosofia: de otros agradables donayres: de otros auisos e consejos contra lisonjeros e malos siruientes: e falsas mugeres hechizeras. vi que no tenia su firma del autor: el qual segun algunos dizen fue Juan de Mena: e segun otros Rodrigo Cota. pero quien quier que fuesse: es digno de recordable memoria por la sotil inuencion: por la gran copia de sentencias entrexeridas: que so color de donayres tiene: gran filosofo era. e pues el con temor de detractores e nocibles lenguas mas aparejadas a reprehender que a saber inuentar: quiso celar e encubrir su nombre: no me culpeys si en el fin baxo que lo pongo no espressare el mio: mayormente que siendo jurista yo: avnque obra discreta: es agena de mi facultad. e quien lo supiesse diria: que no por recreacion de mi principal estudio: del qual yo mas me precio como es la verdad lo hiziesse: antes distraydo de los derechos en esta nueua labor me entremetiesse: pero avnque no acierten seria pago de mi osadia. assimesmo pensarian que no quinze dias de vnas vacaciones: mientra mis socios en sus tierras en acabarlo me detuuiesse como es lo cierto pero avn mas tiempo: e menos acepto: para desculpa de lo qual todo no solo a vos: pero a quantos lo leyeren: offrezco los siguientes metros. E porque conozcays donde comienzan mis maldoladas razones [e acaban las del antiguo autor, en la margen hallareys una cruz; y es el fin de la primera cena.] acorde que todo lo del antiguo autor: fuesse sin diuision en vn aucto: o cena incluso hasta el segundo auto donde dize. Hermanos mios &c. Uale."

EL AUTOR

ESCUSANDOSE DE SU YERRO EN ESTA OBRAQUE ESCRIUIO, CONTRA Sl ARGUYE E COMPARA.

El silencio escuda y suele encobrir las faltas de ingenio & las torpes lenguas: blason, que es contrario: publica sus menguas al que mucho habla sin mucho sentir. como la hormiga que dexa de yr: holgando por tierra, con la prouision: jactose con alas de su perdicion: lleuaronla en alto, no sabe dondyr.

Prosigue

El ayre gozando ageno y estrano: rapina es ya hecha de aues que buelan: fuertes mas que ella, por ceuo la lleuan: en las nueuas alas estaua su dano: razon es que aplique mi pluma este engano, no dissimulando con los que arguyen assi, que a mi mesmo mis alas destruyen: nublosas & flacas, nascidas de ogano.

Prosigue

Donde esta gozar pensaua volando oyo aqui escriuiendo cobrar mas honor, de lo vno & lo otro nascio disfauor, ella es comida y a mi estan cortando. reproches, reuistas y tachas callando obstara: y a los danos de inuidia & murmuros y assi nauegando los puertos seguros atras quedan todos ya quanto mas ando.

Prosigue.

Si bien discerneys mi limpio motiuo, a qual se adereza de aquestos estremos, con qual participa, quien rige sus remos amor aplazible o desamor esquiuo: buscad bien el fin de aquesto que escriuo, o del principio leed su argumento; leeldo y vereys que avnque dulce cuento, amantes que os muestra salir de catiuo.

Comparacion.

Como al doliente que pildora amarga o huye, o recela. o no puede tragar, metenla dentro de dulce manjar, enganase el gusto, la salud se alarga: desta manera la pluma se embarga, imponiendo dichos lasciuos, rientes, atrae los oydos de penadas gentes, de grado escarmientan y arrojan su carga.

Buelue a su proposito.

Este mi desseo cargado de antojos compuso tal fin quel principio desata, acordo de dorar con oro de lata lo mas fino oro, que vio con sus ojos: y encima de rosas sembrar mill abrojos, suplico pues suplan discretos mi falta, teman grosseros; y en obra tan alta, o vean y callen, o no den enojos.

Prosigue dando razon porque se mouio a acabar esta obra.

Yo vi en Salamanca la obra presente; mouime a acabarla por estas razones, es la primera, que esto en vacaciones; la otra que oy su inuentor ser sciente: y es la final, ver ya la mas gente buelta y mezclada en vicios de amor; estos amantes les pornan temor a fiar de alcahueta, ni de mal siruiente.

Y assi que esta obra a mi flaco entender fue tanto breue, quanto muy sutil, vi que portaua sentencias dos mill en forro de gracias, labor de plazer: no hizo Dedalo en su officio e saber alguna mas prima entretalladura, si fin diera en esta su propia escriptura corta: vn gran hombre y de mucho valer.

Jamas yo no vi terenciana, despues que me acuerdo, ni nadie la vido, obra de estilo tan alto y subido en lengua comun vulgar castellana. no tiene sentencia de donde no mana loable a su autor y eterna memoria. al qual Jesu Christo reciba en su gloria por su passion sancta que a todos nos sana.

Amonesta a los que aman que siruan a dios y dexen las malas cogitaciones y vicios de amor.

Uosotros que amays, tomad este enxemplo, este fino arnes con que os defendays; bolued ya las riendas, porque nos perdays; load siempre a dios visitando su templo; andad sobre auiso, no seays en dexemplo de muertos y biuos y propios culpados; estando en el mundo yazeys sepultados; muy gran dolor siento quando esto contemplo.

Fin

Oluidemos los vicios que assi nos prendieron; no confiemos en vana esperanza, temamos aquel que espinas y lanza, azotes y clauos su sangre vertieron; la su santa faz herida escupieron; vinagre con hiel fue su potacion; a cada costado consintio vn ladron; nos lleue le ruego con los quel creyeron. [Toledo 1500, Sevilla 1501]

"EL AUTOR ESCUSANDOSE DE SU YERRO EN ESTAOBRA QUE ESCRIUIO CONTRA Sl ARGUYE E COMPARA.

El silencio escuda y suele encubrir la falta de ingenio e torpeza de lenguas blason que es contrario: publica sus menguas a quien mucho habla sin mucho sentir: como hormiga que dexa de yr holgando por tierra con la prouision jactose con alas de su perdicion lleuaronla en alto no sabe donde yr.

Prosigue.

El ayre gozando ageno y estrano rapina es ya hecha de aues que buelan fuertes mas que ella por ceuo la lleuan en las nueuas alas estaua su dano: razon es que aplique a mi pluma este engano no despreciando a los que me arguyen assi que a mi mismo mis alas destruyen nublosas e flacas nascidas de ogano.

Prosigue.

Donde esta gozar pensaua bolando o yo de screuir cobrar mas honor del vno del otro nascio disfauor ella es comida e a mi estan cortando: reproches reuistas e tachas callando obstara: e los danos de inuidia e murmuros insisto remando e los puertos seguros atras quedan todos ya quanto mas ando.

Prosigue.

Si bien quereys ver mi limpio motiuo a qual se endereza de aquestos estremos con qual participa quien rige sus remos Apollo: Diana / o Cupido altiuo: buscad bien el fin de aquesto que escriuo o del principio leed su argumento leeldo vereys: que avnque dulce cuento amantes que os muestra salir de catiuo.

Comparacion.

Como el doliente que pildora amarga o la recela: o no puede tragar metela dentro de dulce manjar enganase el gusto la salud se alarga: desta manera mi pluma se embarga imponiendo dichos lasciuos rientes atrae los oydos de penadas gentes. de grado escarmientan e arrojan su carga.

Buelue a su proposito.

Estando cercado de dubdas e antojos compuse tal fin quel principio desata acorde dorar con oro de lata lo mas fino tibar que vi con mis ojos: y encima de rosas sembrar mill abrojos suplico pues suplan discretos mi falta teman grosseros y en obra tan alta o vean e callen: o no den enojos.

Prosigue dando razones porque se mouio a acabar esta obra.

yo vi en Salamanca la obra presente mouime acabarla por estas razones es la primera que esto en vacaciones la otra inuentar [imitar] la persona prudente: y es la final ver ya la mas gente buelta e mezclada en vicios de amor estos amantes les pornan temor a fiar de alcahueta ni falso siruiente.

y assi que esta obra en el proceder fue tanto breue quanto muy sotil vi que portaua sentencias dos mill en forro de gracias lauor de plazer: no hizo Dedalo cierto a mi ver alguna mas prima entretalladura si fin diera en esta su propia escriptura Cota o Mena con su gran saber.

Jamas yo no vide en lengua romana despues que me acuerdo: ni nadie la vido obra de estilo tan alto e sobido en tusca: ni griega: ni en castellana: no trae sentencia de donde no mana loable a su autor y eterna memoria al qual Jesucristo reciba en su gloria por su passion santa que a todos nos sana.

Amonesta a los que aman que siruan a dios y dexen las malas cogitacions e vicios de amor.

Uos los que amays tomad este enxemplo este fino arnes con que os defendays bolued ya las riendas porque no os perdays load siempre a dios visitando su templo andad sobre auiso no seays dexemplo de muertos e biuos e propios culpados estando en el mundo yazeys sepultados muy gran dolor siento quando esto contemplo.

Fin.

O damas: matronas: mancebos: casados: notad bien la vida que aquestos hizieron tened por espejo su fin qual huuieron a otro que amores dad vuestros cuydados limpiad ya los ojos los ciegos errados virtudes sembrando con casto biuir a todo correr deueys de huyr no os lance Cupido sus tiros dorados. [Valencia, 1514]

Todas las cosas ser criadas a manera de contienda o batalla dize aquel gran sabio Eraclito en este modo. Omnia secundum litem fiunt. Sentencia a mi ver digna de perpetua y recordable memoria: e como sea cierto que toda palabra del hombre sciente este prenada: desta se puede dezir: que de muy hinchada y llena quiere rebentar: echando de si tan crescidos ramos y hojas: que del menor pimpollo se sacaria harto fruto entre personas discretas. Pero como mi pobre saber no baste a mas de roer sus secas cortezas de los dichos de aquellos que por claror de sus ingenios merescieron ser aprouados: con lo poco que de alli alcanzare satisfare al proposito deste perbreue prologo. Halle esta sentencia corroborada por aquel gran orador e poeta laureado Francisco Petrarcha diziendo. Sine lite atque offensione nihil genuit natura parens. Sin lid e offension ninguna cosa engendro la natura madre de todo. Dize mas adelante. Sic est enim et sic propemodum vniversa testantur: rapido stellae obviant firmamento: contraria inuicem elementa confligunt. terrae tremunt. maria fluctuant aer quatitur. crepant flammae. bellum immortale venti gerunt. tempora temporibus concertant. secum singula: nobiscum omnia. Que quiere dezir: en verdad assi es e assi todas las cosas desto dan testimonio: las estrellas se encuentran en el arrebatado firmamento del cielo: los aduersos elementos vnos con otros rompen pelea. tremen las tierras: ondean las mares: el ayre se sacude: suenan las llamas: los vientos entre si traen perpetua guerra: los tiempos con tiempos contienden e litigan entre si: vno a vno: e todos contra nosotros. El verano vemos que nos aquexa con calor demasiado. El inuierno con frio y aspereza. assi que esto nos paresce reuolucion temporal: esto con que nos sostenemos: esto con que nos criamos e biuimos: si comienza a ensoberuecerse mas de lo acostumbrado: no es sino guerra. E quanto se ha de temer manifiestase por los grandes terremotos: e toruellinos: por los naufragios: y encendios: assi celestiales como terrenales por la fuerza de los aguaduchos: por aquel bramar de truenos: por aquel temeroso impetu de rayos: aquellos cursos e recursos de las nuues: de cuyos abiertos mouimientos: para saber la secreta causa de que proceden: no es menor la dissension de los filosofos en las escuelas: que de las ondas en la mar. Pues entre los animales ningun genero carece de guerra: pesces: fieras: aues: serpientes: de lo qual todo: vna especie a otra persigue. El leon al lobo. El lobo la cabra: el perro la liebre: e si no paresciesse conseja de tras el fuego yo llegaria mas al cabo esta cuenta. El elefante animal tan poderoso e fuerte se espanta e huye de la vista de vn suziuelo raton e avn de solo oyrle toma gran temor. entre las serpientes el basilisco crio la natura tan ponzonoso e conquistador de todas las otras: que con su siluo las asombra: e con su venida las ahuyenta e disparze: con su vista las mata. La biuora reptilia: o serpiente enconada al tiempo del concebir: por la boca de la hembra metida la cabeza del macho: y ella con el gran dulzor aprietale tanto que le mata e quedando prenada: el primer hijo rompe las yjares de la madre: por do todos salen y ella muerta queda: el quasi como vengador de la paterna muerte. que mayor lid: que mayor conquista: ni guerra que engendrar en su cuerpo quien coma sus entranas? Pues no menos dissensiones naturales creemos hauer en los pescados: pues es cosa cierta gozar la mar de tantas formas de pesces: quantas la tierra: y el ayre cria de aues: e animalias: e muchas mas. Aristotiles e Plinio cuentan marauillas de vn pequeno pece llamado echeneis: quanto sea apta su propriedad para diuersos generos de lides: especialmente tiene vna: que si allega a vna nao: o carraca la detiene que no se puede menear avnque vaya muy rezio por las aguas. de lo qual haze Lucano mencion diziendo. Non puppim retinens Euro tendente rudentes. In mediis echeneis aquis. No falta alli el pece dicho echeneis que detiene las fustas quando el viento Euro estiende las cuerdas en medio de la mar. O natural contienda digna de admiracion poder mas vn pequeno pece que vn gran nauio con toda la fuerza de los vientos. Pues si discurrimos por las aues: e por sus menudas enemistades bien affirmaremos ser todas las cosas criadas a manera de contienda las mas biuen de rapina: como halcones / e aguilas / e gauilanes hasta los grosseros milanos insultan dentro en nuestras moradas los domesticos pollos: e debaxo las alas de sus madres los vienen a cazar. De vna ave llamada Rocho que nace en el Indico mar de Oriente se dize ser de grandeza jamas oyda e que lleva sobre su pico fasta las nuues no solo vn hombre: o diez: pero vn nauio cargado de todas sus xarcias e gente. E como los miseros navegantes esten assi suspensos en el ayre con el meneo de su buelo caen: e reciben crueles muertes. pues que diremos entre los hombres e a quien todo lo sobredicho es subjeto: quien explanara sus guerras / sus enemistades / sus embidias / sus aceleramientos e mouimientos e descontentamientos: aquel mudar de trajes: aquel derribar e renouar edificios: e otros muchos affectos diuersos e variedades que desta nuestra flaca humanidad nos prouienen: e pues es antigua querella e visitada de largos tiempos no quiero marauillarme si esta presente obra ha seydo instrumento de lid: o contienda a sus lectores: para ponerlos en differencias: dando cada vno sentencia sobre ella a sabor de su voluntad. Unos dezian que era prolixa / otros breue / otros agradable / otros escura. de manera que cortarla a medida de tantas y tan differentes condiciones a solo dios pertenesce. Mayormente pues ella con todas las otras cosas que al mundo son van debaxo de la vandera desta notable sentencia que avn la mesma vida de los hombres si bien lo miramos desde la primera hedad hasta que blanquean las canas es batalla: los ninos con los juegos: los mozos con las letras: los mancebos con los deleytes: los viejos con mill especies de enfermedades pelean: y estos papeles con todas las edades. La primera los borra e rompe. La segunda no los sabe bien leer. La tercera que es la alegre juuentud e mancebia discorda: vnos les roen los huessos que no tienen virtud: que es la hystoria toda junta no aprouechandose de las particularidades haziendola cuenta de camino. otros pican los donayres y refranes comunes: loandolos con toda atencion: dexando passar por alto lo que haze mas al caso e vtilidad suya. Pero aquellos para cuyo verdadero plazer es todo: desechan el cuento de la hystoria para contar: coligen la suma para su prouecho: rien lo donoso: las sentencias e dichos de philosophos guardan en su memoria para trasponer en lugares conuenibles a sus autos e propositos: assi que quando diez personas se juntaren a oyr esta Comedia en quien quepa esta differencia de condiciones como suele acaescer: quien negara que aya contienda en cosa que de tantas maneras se entienda: que avn los impressores han dado sus punturas poniendo rubricas: o sumarios al principio de cada auto narrando en breue lo que dentro contenia: vna cosa bien escusada segun lo que los antiguos scriptores vsaron. Otros han litigado sobre el nombre: diziendo que no se auia de llamar Comedia: pues acabaua en tristeza: sino que se llamasse Tragedia. El primer autor quiso darle denominacion del principio que fue plazer e llamola Comedia. yo viendo estas discordias entre estos estremos parti agora por medio la porfia: e llamela Tragicomedia. Assi que viendo estas conquistas: estos dissonos e varios juyzios: mire a donde la mayor parte acostaua e halle que querian que se alargasse en el processo de su deleyte destos amantes. sobre lo qual fuy muy importunado de manera que acorde avnque contra mi voluntad meter segunda vez la pluma en tan estrana lauor e tan agena de mi facultad: hurtando algunos ratos a mi principal estudio con otras horas destinadas para recreacion: puesto que no han de faltar nueuos detractores a la nueua adicion."

SIGUESE LA COMEDIA "O TRAGICOMEDIA" DE CALISTO Y MELIBEA: COMPUESTA EN REPREHENSION DE LOS LOCOS ENAMORADOS QUE VENCIDOS EN SU DESORDENADO APETITO A SUS AMIGAS LLAMAN E DIZEN SER SU DIOS. ASSI MISMO FECHA EN AUISO DE LOS ENGANOS DE LAS ALCAHUETAS E MALOS Y LISONJEROS SIRUIENTES.

ARGUMENTO.

Calisto fue de noble linaje: de claro ingenio: de gentil disposicion: de linda crianza: dotado de muchas gracias, de estado mediano: fue preso en el amor de Melibea, muger moza, muy generosa, de alta y serenissima sangre: sublimada en prospero estado, vna sola heredera a su padre Pleberio: y de su madre Alisa muy amada: por solicitud del pungido Calisto vencido el casto proposito della: entreueniendo Celestina mala y astuta muger con dos seruientes del vencido Calisto enganados, e por esta tornados desleales: presa su fidelidad con anzuelo de cobdicia y de deleyte, vinieron los amantes e los que les ministraron en amargo e desastrado fin. Para comienzo de lo qual dispuso el aduersa fortuna lugar oportuno donde a la presencia de Calisto se presento la deseada Melibea.

ARGUMENTO DEL PRIMER AUTO DESTA COMEDIA.

Entrando Calisto vna huerta empos de un falcon suyo hallo y a Melibea de cuyo amor preso comenzole de hablar: de la qual rigorosamente despedido: fue para su casa muy sangustiado. hablo con vn criado suyo llamado Sempronio. el qual despues de muchas razones le enderezo a vna vieja llamada Celestina: en cuya casa tenia el mesmo criado vna enamorada llamada Elicia: la qual viniendo Sempronio a casa de Celestina con el negocio de su amo tenia a otro consigo llamado Crito: al qual escondieron. Entretanto que Sempronio esta negociando con Celestina: Calisto esta razonando con otro criado suyo por nombre Parmeno: el qual razonamiento dura fasta que llega Sempronio e Celestina a casa de Calisto. Parmeno fue conoscido de Celestina: la qual mucho le dize de los fechos e conoscimiento de su madre induziendole a amor e concordia de Sempronio.

CALISTO. MELIBEA. SEMPRONIO. CELESTINA. ELICIA. CRITO. PARMENO.

CALISTO.—En esto veo, Melibea, la grandeza de dios. MELIBEA.—en que, Calisto? CAL.—en dar poder a natura que de tan perfeta hermosura te dotasse: e fazer a mi inmerito tanta merced que verte alcanzasse: e en tan conueniente lugar que mi secreto dolor manifestarte pudiesse. sin dubda encomparablemente es mayor tal galardon que el seruicio: sacrificio: deuocion e obras pias que por este lugar alcanzar tengo yo a dios ofrescido. Ni otro poder mi voluntad humana puede conplir. quien vido en esta vida cuerpo glorificado de ningun hombre como agora el mio? Por cierto los gloriosos sanctos que se deleytan en la vision diuina no gozan mas que yo agora en el acatamiento tuyo. Mas, o triste, que en esto deferimos: que ellos puramente se glorifican sin temor de caer de tal bienauenturanza: e yo misto me alegro con recelo del esquiuo tormento que tu absencia me ha de causar. MELIB.—por grand premio tienes esto, Calisto? CAL.—tengolo por tanto en verdad, que si dios me diesse en el cielo la silla sobre sus sanctos, no lo ternia por tanta felicidad. MELIB.—pues avn mas ygual galardon te dare yo, si perseueras. CAL.—o bienauenturadas orejas mias, que indignamente tan gran palabra haueys oydo. MELIB.—mas desauenturadas de que me acabes de oyr: porque la paga sera tan fiera qual la merece tu loco atreuimiento; e el intento de tus palabras, Calisto, ha seydo: de ingenio de tal hombre como tu, hauer de salir para se perder en la virtud de tal muger como yo. Vete, vete de ay, torpe: que no puede mi paciencia tollerar que aya subido en corazon humano comigo el ylicito amor comunicar su deleyte. CAL.—yre como aquel contra quien solamente la aduersa fortuna pone su estudio con odio cruel. Sempronio: Sempronio: Sempronio: donde esta este maldito? SEMPRONIO.—aqui estoy, senor, curando destos cauallos. CAL.—pues como sales de la sala? SEMP.—abatiose el girifalte, e vinele enderezar en el alcandara. CAL.—assi los diablos te ganen: assi por infortunio arrebatado perezcas / o perpetuo intollerable tormento consigas: el qual en grado incomparable a la penosa e desastrada muerte que espero traspassa. Anda, anda, maluado, abre la camara e endereza la cama. SEMP.—senor, luego. hecho es. CAL.—cierra la ventana e dexa la tiniebla acompanar al triste, e al desdichado la ceguedad: mis pensamientos tristes no son dignos de luz. O bienauenturada muerte aquella que deseada a los afligidos viene. O si viniessedes agora, Eras e Crato, medicos, sentiriades mi mal. O piedad de silencio, inspira en el Pleberico corazon: porque sin esperanza de salud no embie el espiritu perdido con el desastrado Piramo e de la desdichada Tisbe. SEMP.—que cosa es? CAL.—vete de ay, no me fables: sino quiza ante del tiempo de mi rabiosa muerte mis manos causaran tu arrebatado fin. SEMP.—yre, pues solo quieres padecer tu mal. CAL.—ve con el diablo. SEMP.—no creo, segun pienso, yr comigo el que contigo queda. O desauentura. O subito mal: qual fue tan contrario acontescimiento que assi tan presto robo el alegria deste hombre: e lo que peor es, junto con ella el seso? dexarle he solo? o entrare alla? Si le dexo, matarse ha. si entro alla, matarme ha. Quedese, no me curo: mas vale que muera aquel a quien es enojosa la vida: que no yo, que huelgo con ella. Avnque por al no deseasse viuir: sino por ver a mi Elicia me deuria guardar de peligros. pero si se mata sin otro testigo: yo quedo obligado a dar cuenta de su vida. Quiero entrar. Mas puesto que entre, no quiere consolacion ni consejo. asaz es senal mortal no querer sanar. Con todo, quierole dexar vn poco: desbraue. madure. que oydo he dezir que es peligro abrir o apremiar las postemas duras: porque mas se enconan. este vn poco. dexemos llorar al que dolor tiene: que las lagrimas e sospiros mucho desenconan el corazon dolorido. E avn si delante me tiene, mas comigo se encendera. que el sol mas arde donde puede reuerberar. la vista a quien objecto no se antepone, cansa: e quando aquel es cerca, aguzase: por esso quierome sofrir vn poco: si entretanto se matare: muera. quiza con algo me quedare que otro no lo sabe: con que mude el pelo malo. Avnque malo es esperar salud en muerte agena. Y quiza me engana el diablo: e si muere matarme han: e yran alla la soga e el calderon. Por otra parte dizen los sabios que es grande descanso a los afligidos tener con quien puedan sus cuytas llorar. Y que la llaga interior mas empece. Pues en estos estremos en que estoy perplexo: lo mas sano es entrar e sofrirle e consolarle: porque si possible es sanar sin arte ni aparejo: mas ligero es guarescer por arte: e por cura. CAL.—Sempronio. SEMP.—senor. CAL.—dame aca el laud. SEMP.—senor, vesle aqui. CAL.—qual dolor puede ser tal: que se yguale con mi mal? SEMP.—destemplado esta esse laud. CAL.—como templara el destemplado? como sentira el armonia aquel que consigo esta tan discorde? aquel a quien la voluntad a la razon no obedece? quien tiene dentro del pecho aguijones, paz: guerra: tregua: amor: enemistad: injurias, pecados: sospechas, todo a vna causa? Pero tane e canta la mas triste cancion que sepas. SEMP.—mira Nero de Tarpeya a Roma como se ardia: gritos dan ninos e viejos: e el de nada se dolia. CAL.—mayor es mi fuego: e menor la piedad de quien yo agora digo. SEMP.—no me engano yo, que loco esta este mi amo. CAL.—que estas murmurando, Sempronio? SEMP.—no digo nada. CAL.—di lo que dizes, no temas. SEMP.—digo que como puede ser mayor el fuego que atormenta vn viuo, que el que quemo tal cibdad e tanta multitud de gente? CAL.—como? yo te lo dire: mayor es la llama que dura ochenta anos que la que en vn dia passa: e mayor la que mata vna anima que la que quema cient mill cuerpos. Como de la aparencia a la existencia: como de lo viuo a lo pintado: como de la sombra a lo real: tanta diferencia ay del fuego que dizes al que me quema. Por cierto si el del purgatorio es tal: mas querria que mi spiritu fuesse con los de los brutos animales: que por medio de aquel yr a la gloria de los sanctos. SEMP.—algo es lo que digo. a mas ha de yr este hecho: no basta loco, sino ereje. CAL.—no te digo que fables alto quando fablares? Que dizes? SEMP.—digo que nunca dios quiera tal: que es especie de heregia lo que agora dixiste. CAL.—porque? SEMP.—porque lo que dizes contradize la cristiana religion. CAL.—que a mi? SEMP.—tu no eres cristiano? CAL.—yo? Melibeo soy. e a Melibea adoro e en Melibea creo: e a Melibea amo. SEMP.—tu te lo diras. como Melibea es grande: no cabe en el corazon de mi amo: que por la boca le sale a borbollones. No es mas menester: bien se de que pie coxqueas: yo te sanare. CAL.—increyble cosa prometes. SEMP.—antes facil. Que el comienzo de la salud es conoscer hombre la dolencia del enfermo. CAL.—qual consejo puede regir lo que en si no tiene orden ni consejo? SEMP.—ha ha ha. esto es el fuego de Calisto? Estas son sus congoxas? Como si solamente el amor contra el asestara sus tiros. O soberano dios, quan altos son tus misterios. Quanta premia pusiste en el amor: que es necessaria turbacion en el amante. Su limite posiste por marauilla: paresce al amante que atras queda. todos passan, todos rompen: pungidos e esgarrochados como ligeros toros: sin freno saltan por las barreras. Mandaste al hombre por la muger dexar el padre e la madre: agora no solo aquello, mas a ti e a tu ley desamparan, como agora Calisto, del qual no me marauillo: pues los sabios, los santos, los profetas por el te oluidaron. CAL.—Sempronio. SEMP.—senor. CAL.—no me dexes. SEMP.—de otro temple esta esta gayta. CAL.—que te paresce de mi mal? SEMP.—que amas a Melibea. CAL.—e no otra cosa? SEMP.—harto mal es tener la voluntad en vn solo lugar catiua. CAL.—poco sabes de firmeza. SEMP.—la perseuerancia en el mal no es constancia mas dureza / o pertinacia la llaman en mi tierra. Vosotros los filosofos de Cupido llamalda como quisierdes. CAL.—torpe cosa es mentir "el" que ensena a otro; pues que tu te precias de loar a tu amiga Elicia. SEMP.—haz tu lo que bien digo: y no lo que mal hago. CAL.—que me reprobas? SEMP.—que sometes la dignidad del hombre a la imperfecion de la flaca muger. CAL.—muger? o grossero: dios, dios! SEMP.—e assi lo crees, o burlas? CAL.—que burlo? por dios la creo: por dios la confiesso: e no creo que ay otro soberano en el cielo, avnque entre nosotros mora. SEMP.—ha ha ha. oystes que blasfemia? vistes que ceguedad? CAL.—de que te ries? SEMP.—riome: que no pensaua que hauia peor inuencion de pecado que en Sodoma. CAL.—como? SEMP.—porque aquellos procuraron abominable vso con los angeles no conocidos: e tu con el que confiessas ser dios. CAL.—maldito seas, que fecho me has reyr, lo que no pense ogano. SEMP.—pues que: toda tu vida auias de llorar? CAL.—si. SEMP.—porque? CAL.—porque amo a aquella, ante quien tan indigno me hallo: que no la espero alcanzar. SEMP.—o pusilanimo: o fideputa! que Nembrot: que magno Alexandre: los quales no solo del senorio del mundo: mas del cielo se juzgaron ser dignos. CAL.—no te oy bien esso que dixiste; torna, dilo, no procedas. SEMP.—dixe que tu, que tienes mas corazon que Nembrot ni Alexandre, desesperas de alcanzar vna muger. muchas de las quales en grandes estados constituydas se sometieron a los pechos e resollos de viles azemileros: e otras a brutos animales: no has leydo de Pasife con el toro? de Minerua con el can? CAL.—no lo creo, hablillas son. SEMP.—lo de tu abuela con el ximio, hablilla fue? testigo es el cuchillo de tu abuelo. CAL.—maldito sea este necio, e que porradas dize. SEMP.—escoziote? lee los ystoriales: estudia los filosofos: mira los poetas: llenos estan los libros de sus viles e malos exemplos: e de las caydas que leuaron los que en algo, como tu, las reputaron. Oye a Salomon: do dize que las mugeres e el vino hazen a los hombres renegar. consejate con Seneca e veras en que las tiene. escucha al Aristoteles: mira a Bernardo: gentiles: judios: cristianos: e moros: todos en esta concordia estan. Pero lo dicho e lo que dellas dixere: no te contezca error de tomarlo en comun, que muchas houo: y ay sanctas e virtuosas e notables cuya resplandesciente corona quita el general vituperio. Pero destas otras, quien te contaria sus mentiras: sus trafagos: sus cambios: su liuiandad: sus lagrimillas: sus alteraciones: sus osadias? que todo lo que piensan, osan sin deliberar: sus dissimulaciones: su lengua: su engano: su oluido: su desamor: su ingratitud: su inconstancia: su testimoniar: su negar: su reboluer: su presuncion: su vanagloria: su abatimiento: su locura: su desden: su soberuia: su subjecion: su parleria: su golosina: su luxuria e suziedad. su miedo: su atreuimiento: sus hechizerias: sus embaymientos: sus escarnios: su deslenguamiento: su desuerguenza: su alcahueteria. Considera que sesito esta debaxo de aquellas grandes e delgadas tocas: que pensamientos so aquellas gorgueras: so aquel fausto: so aquellas largas e autorizantes ropas. Que imperficion: que aluanares debaxo de templos pintados. Por ellas es dicho: arma del diablo: cabeza de pecado: destruycion de parayso. No has rezado en la festiuidad de Sant Juan baptista, do dize: las mugeres e el vino hazen los hombres renegar: do dize esta es la muger, antigua malicia que a Adam echo de los deleytes de parayso? Esta el linaje humano metio en el infierno. A esta menosprecio Helias propheta &c.? CAL.—di pues, esse Adam. esse Salomon. esse Dauid. esse Aristoteles. esse Vergilio. essos que dizes, como se sometieron a ellas: soy mas que ellos? SEMP.—a los que las vencieron querria que remedasses: que no a los que dellas fueron vencidos. Huye de sus enganos. Sabes que fazen? cosa que es dificil entenderlas. No tienen modo. no razon. no intencion. Por rigor comienzan el ofrescimiento que de si quieren hazer. A los que meten por los agujeros: denuestan en la calle. Combidan. despiden. llaman. niegan. senalan amor. pronuncian enemiga. Ensananse presto. apaciguanse luego. Quieren que adeuinen lo que quieren. O que plaga. o que enojo. o que fastio es conferir con ellas: mas de aquel breue tiempo que son aparejadas "a" deleyte. CAL.—ve; mientra mas me dizes e mas inconuenientes me pones: mas la quiero: no se que se es. SEMP.—no es este juyzio para mozos segun veo: que no se saben a razon someter: no se saben administrar: miserable cosa es pensar ser maestro el que nunca fue discipulo. CAL.—y tu que sabes? quien te mostro esto? SEMP.—quien? ellas; que desque se descubren, assi pierden la verguenza: que todo esto e avn mas a los hombres manifiestan. Ponte pues en la medida de honrra: piensa ser mas digno de lo que te reputas. Que cierto peor estremo es dexarse hombre caer de su merescimiento: que ponerse en mas alto lugar que deue. CAL.—pues quien yo para esso? SEMP.—quien? lo primero eres hombre: e de claro ingenio: e mas, a quien la natura doto de los mejores bienes que tuuo. Conuiene a saber: fermosura. gracia. grandeza de miembros. fuerza. ligereza. e allende desto, fortuna medianamente partio contigo lo suyo: en tal quantidad: que los bienes que tienes de dentro con los de fuera resplandescen: porque sin los bienes de fuera, de los quales la fortuna es senora: a ninguno acaece en esta vida ser bienauenturado: e mas, a constelacion de todos eres amado. CAL.—pero no de Melibea. E en todo lo que me as gloriado, Sempronio: sin proporcion ni comparacion se auentaja Melibea. Miras la nobleza e antiguedad de su linaje? El grandissimo patrimonio? el excelentissimo ingenio? las resplandescientes virtudes? la altitud e enefable gracia? la soberana hermosura? de la qual te ruego me dexes hablar vn poco: porque aya algun refrigerio. Y lo que te dixere sera de lo descubierto: que si de lo oculto yo hablarte supiera: no nos fuera necessario altercar tan miserablemente estas razones. SEMP.—que mentiras e que locuras dira agora este cautiuo de mi amo? CAL.—como es esso? SEMP.—dixe que digas, que muy gran plazer haure de lo oyr. Assi te medre dios: como me sera agradable esse sermon. CAL.—que? SEMP.—que assi me medre dios como me sera gracioso de oyr. CAL.—pues porque ayas plazer: yo lo figurare por partes mucho por estenso. SEMP.—duelos tenemos: esto es tras lo que yo andaua. De passarse haura ya esta importunidad. CAL.—comienzo por los cabellos. Vees tu las madexas del oro delgado que hilan en Arabia? mas lindos son e no resplandescen menos: su longura hasta el postrero assiento de sus pies: despues crinados e atados con la delgada cuerda como ella se los pone: no ha mas menester para conuertir los hombres en piedras. SEMP.—mas en asnos. CAL.—que dizes? SEMP.—dixe que essos tales no serian cerdas de asno. CAL.—veed que torpe e que comparacion? SEMP.—tu cuerdo? CAL.—los ojos verdes rasgados: las pestanas luengas: las cejas delgadas e alzadas: la nariz mediana: la boca pequena: los dientes menudos e blancos: los labrios colorados e grosezuelos: el torno del rostro poco mas luengo que redondo: el pecho alto: la redondeza e forma de las pequenas tetas: quien te la podra figurar? que se despereza el hombre quando las mira. la tez lisa lustrosa. el cuero suyo escurece la nieue: la color mezclada qual ella la escogio para si. SEMP.—en sus treze esta este necio. CAL.—las manos pequenas en mediana manera: de dulce carne acompanadas: los dedos luengos, las vnas en ellos largas e coloradas que parescen rubies entre perlas. Aquella proporcion que veer yo no pude: no sin duda por el bulto de fuera juzgo incomparablemente ser mejor que la que Paris juzgo entre las tres deesas. SEMP.—has dicho? CAL.—quan breuemente pude. SEMP.—puesto que sea todo esso verdad: por ser tu hombre eres mas digno. CAL.—en que? SEMP.—en que ella es imperfeta: por el qual defeto desea e apetece a ti e a otro menor que tu. No as leydo el filosofo do dize: assi como la materia apetece a la forma: asi la muger al varon? CAL.—o triste, e quando vere yo esso entre mi e Melibea. SEMP.—possible es: y avnque la aborrezcas quanto agora la amas: podra ser alcanzandola: e viendola con otros ojos libres del engano en que agora estas. CAL.—con que ojos? SEMP.—con ojos claros. CAL.—e agora, con que la veo? SEMP.—con ojos de alinde: con que lo poco parece mucho, e lo pequeno grande. E porque no te desesperes: yo quiero tomar esta empresa de complir tu desseo. CAL.—o dios te de lo que desseas: que glorioso me es oyrte: avnque no espero que lo has de hazer. SEMP.—antes lo hare cierto. CAL.—dios te consuele. El jubon de brocado que ayer vesti, Sempronio, vistetele tu. SEMP.—prosperete dios por este e por muchos mas que me daras. De la burla yo me lleuo lo mejor: con todo, si destos aguijones me da, traergela he hasta la cama. Bueno ando! hazelo esto que me dio mi amo: que sin merced, impossible es obrarse bien ninguna cosa. CAL.—no seas agora negligente. SEMP.—no lo seas tu: que impossible es fazer sieruo diligente el amo perezoso. CAL.—como has pensado de fazer esta piedad? SEMP.—yo te lo dire. Dias ha grandes que conozco en fin desta vezindad vna vieja barbuda que se dize Celestina, hechizera, astuta, sagaz en quantas maldades ay. Entiendo que passan de cinco mill virgos: los que se han hecho e deshecho por su auctoridad en esta cibdad. A las duras penas promouera e prouocara a luxuria si quiere. CAL.—podriala yo fablar? SEMP.—yo te la traere hasta aca. por esso aparejate. seyle gracioso: seyle franco. estudia, mientra vo yo, de le dezir tu pena: tan bien como ella te dara el remedio. CAL.—y tardas? SEMP.—ya voy: quede dios contigo. CAL.—y contigo vaya. O todopoderoso, perdurable dios! tu que guias los perdidos: e los reyes orientales por el estrella precedente a Belen truxiste: e en su patria los reduxiste: humilmente te ruego que guies a mi Sempronio: en manera que conuierta mi pena e tristeza en gozo: e yo indigno merezca venir en el deseado fin. CELESTINA.—albricias, albricias, Elicia. Sempronio, Sempronio. ELICIA.—ce. ce. ce. CEL.—porque? ELIC.—porque esta aqui Crito. CEL.—metelo en la camarilla de las escobas: presto: dile que viene tu primo e mi familiar. ELIC.—Crito, retraete ay: mi primo viene: perdida soy. CRITO.—plazeme, no te congoxes. SEMP.—madre bendita! que desseo traygo! gracias a dios que te me dexo ver. CEL.—fijo mio: rey mio, turbado me has: no te puedo fablar; torna e dame otro abrazo: y tres dias podiste estar sin vernos? Elicia, Elicia, catale aqui. ELIC.—a quien, madre? CEL.—Sempronio. ELIC.—ay triste! que saltos me da el corazon: y que es del? CEL.—vesle aqui: vesle. yo me lo abrazare, que no tu. ELIC.—ay! maldito seas, traydor: postema e landre te mate: e a manos de tus enemigos mueras: e por crimines dignos de cruel muerte: en poder de rigurosa justicia te veas! ay, ay! SEMP.—hy. hy. hy. que has, mi Elicia: de que te congoxas? ELIC.—tres dias ha no me ves. nunca dios te vea. nunca dios te consuele ni visite: guay de la triste que en ti tiene su esperanza e el fin de todo su bien. SEMP.—calla, senora mia: tu piensas que la distancia del lugar es poderosa de apartar el entranable amor: el fuego que esta en mi corazon? do yo vo, comigo vas: comigo estas: no te aflijas ni me atormentes mas de lo que yo he padecido: mas di, que passos suenan arriba? ELIC.—quien? vn mi enamorado. SEMP.- pues creolo. ELIC.—alahe, verdad es: sube alla e verle has. SEMP.- voy. CEL.—anda aca; dexa essa loca: que ella es liuiana: e turbada de tu absencia: sacasla agora de seso: dira mill locuras: ven e fablemos; no dexemos passar el tiempo en balde. SEMP.—pues quien esta arriba? CEL.—quiereslo saber? SEMP.-quiero. CEL.—vna moza que me encomendo vn frayle. SEMP.-que frayle? CEL.- no lo procures. SEMP.—por mi vida, madre, que frayle? CEL.—porfias? el ministro, el gordo. SEMP.—o desauenturada, e que carga espera. CEL.—todo lo leuamos: pocas mataduras as tu visto en la barriga. SEMP.—mataduras no: mas petreras si. CEL.—ay burlador. SEMP.—dexa si soy burlador: e muestramela. ELIC.—ha! don maluado, verla quieres? los ojos se te salten; que no basta a ti vna ni otra. anda! veela, e dexa a mi para siempre. SEMP.—calla, dios mio: e enojaste? que ni la quiero ver a ella ni a muger nascida. A mi madre quiero fablar: e quedate adios. ELIC.—anda, anda: vete, desconoscido: e esta otros tres anos que no me bueluas a ver. SEMP.—madre mia, bien ternas confianza, e creeras que no te burlo. Toma el manto, e vamos: que por el camino sabras lo que si aqui me tardasse en dezirte: empediria tu prouecho e el mio. CEL.—vamos: Elicia, quedate a dios: cierra la puerta: adios paredes. SEMP.—o madre mia: todas cosas dexadas aparte: solamente se atenta: e ymagina en lo que te dixere: e no derrames tu pensamiento en muchas partes: que quien junto en diuersos lugares le pone, en ninguno le tiene: sino por caso determina lo cierto. e quiero que sepas de mi lo que no has oydo. E es: que jamas pude despues que mi fe contigo puse: desear bien de que no te cupiesse parte. CEL.—parta dios, hijo, de lo suyo contigo. que no sin causa lo hara: siquiera porque has piedad desta pecadora de vieja. Pero di, no te detengas: que la amistad que entre ti e mi se afirma no ha menester preambulos: ni correlarios: ni aparejos para ganar voluntad. Abreuia e ven al fecho: que vanamente se dize por muchas palabras: lo que por pocas se puede entender. SEMP.—assi es; Calisto arde en amores de Melibea: de ti e de mi tiene necessidad: pues juntos nos ha menester: juntos nos aprouechemos. que conoscer el tiempo e vsar el hombre de la oportunidad haze los hombres prosperos. CEL.—bien has dicho: al cabo estoy: basta para mi mescer el ojo. Digo que me alegro destas nueuas: como los cirujanos de los descalabrados. E como aquellos danan en los principios las llagas: e encarecen el prometimiento de la salud: assi entiendo yo fazer a Calisto: alargarle he la certenidad del remedio. Porque, como dizen. El esperanza luenga aflige el corazon. y quanto el la perdiere, tanto gela promete. bien me entiendes. SEMP.—callemos: que a la puerta estamos: e como dizen: las paredes han oydos. CEL.—llama. SEMP.—tha. tha. tha. CAL.—Parmeno. PARMENO.—senor. CAL.—no oyes: maldito sordo? PARM.—que es, senor? CAL.—a la puerta llaman; corre. PARM.—quien es? SEMP.—abre a mi e a esta duena. PARM.—senor, Sempronio e vna puta vieja alcoholada dauan aquellas porradas. CAL.—calla, calla, maluado: que es mi tia. corre, corre, abre. siempre lo vi, que por huyr hombre de vn peligro: cae en otro mayor. Por encubrir yo este fecho de Parmeno: a quien amor / o fidelidad / o temor pusieran freno, cay en indignacion desta que no tiene menor poderio en mi vida que dios. PARM.—porque, senor, te matas? porque, senor, te congoxas? y tu piensas que es vituperio en las orejas desta el nombre que la llame? no lo creas: que assi se glorifica en le oyr como tu quando dizen: diestro cauallero es Calisto. E demas desto es nombrada e por tal titulo conocida. Si entre cient mugeres va, e alguno dize, puta vieja: sin ningun empacho luego buelue la cabeza: e responde con alegre cara. En los conbites: en las fiestas: en las bodas: en las confradias, en los mortuorios, en todos los ayuntamientos de gentes: con ella passan tiempo: si passa por los perros: aquello suena su ladrido. si esta cerca las aues, otra cosa no cantan. si cerca los ganados, balando lo pregonan; si cerca las bestias, rebuznando dizen puta vieja. las ranas de los charcos otra cosa no suelen mentar. si va entre los herreros: aquello dizen sus martillos. carpinteros e armeros. herradores: caldereros; arcadores. Todo oficio de instrumento forma en el ayre su nombre. Cantanla los carpinteros. peynanla los peynadores. texedores. labradores. en las huertas. en las aradas. en las vinas. en las segadas: con ella passan el afan cotidiano. al perder en los tableros. luego suenan sus loores todas cosas que son hazen. a do quiera que ella esta el tal nombre representa. O que comedor de hueuos asados era su marido. Que quieres mas: sino que si vna piedra toca con otra: luego suena puta vieja. CAL.—y tu como lo sabes y la conosces? PARM.—saberlo has. Dias grandes son passados que mi madre, muger pobre, moraua en su vezindad: la qual, rogada por esta Celestina, me dio a ella por siruiente: avnque ella no me conoce por lo poco que la serui: e por la mudanza que la edad ha hecho. CAL.—de que la seruias? PARM.—senor, yua a la plaza e trayale de comer: e acompanauala: suplia en aquellos menesteres que mi tierna fuerza bastaua. pero de aquel poco tiempo que la serui: recogia la nueua memoria lo que la vejez no ha podido quitar. Tiene esta buena duena al cabo de la ciudad, alla cerca de las tenerias: en la cuesta del rio: vna casa apartada, medio cayda, poco compuesta e menos abastada. Ella tenia seys oficios. conuiene a saber: labrandera, perfumera, maestra de fazer afeytes e de fazer virgos, alcahueta e vn poquito hechizera. Era el primer oficio cobertura de los otros: so color del qual muchas mozas destas siruientes entrauan en su casa: a labrarse e a labrar camisas e gorgueras: e otras muchas cosas. ninguna venia sin torrezno: trigo: harina: o jarro de vino: e de las otras prouisiones que podian a sus amas furtar: e avn otros furtillos de mas qualidad alli se encubrian. Asaz era amiga de estudiantes: e despenseros: e mozos de abades. E a estos vendia ella aquella sangre innocente de las cuytadillas: la qual ligeramente auenturauan en esfuerzo de la restitucion que ella les prometia. Subio su fecho a mas: que por medio de aquellas: comunicaua con las mas encerradas: hasta traer a execucion su proposito: e aquestas en tiempo onesto: como estaciones, processiones de noche, missas del gallo: missas del alua: e otras secretas deuociones, muchas encubiertas vi entrar en su casa: tras ellas hombres descalzos, contritos, e rebozados, desatacados: que entrauan alli a llorar sus pecados. que trafagos, si piensas, traya. faziase fisica de ninos. tomaua estambre de vnas casas: daualo a filar en otras por achaque de entrar en todas. las vnas, madre aca: las otras, madre aculla. cata la vieja, ya viene el ama; de todos muy conocida. Con todos estos afanes, nunca pasaua sin missa ni bisperas: ni dexaua monesterios de frayles: ni de monjas. esto porque alli fazia ella sus aleluyas e conciertos. y en su casa fazia perfumes, falsaua estoraques, menjuy, animes, ambar, algalia, poluillos, almizcles, mosquetes. Tenia vna camara llena de alambiques, de redomillas, de barrilejos de barro: de vidrio: de arambre: de estano: hechos de mill faziones. hazia soliman, afeyte cozido, argentadas, bujelladas, cerillas, llanillas, vnturillas, lustres, luzentores, clarimientes, alualinos. E otras aguas de rostro, de rasuras de gamones, de cortezas de spantalobos, de taraguntia, de hieles, de agraz, de mosto, destiladas e azucaradas. Adelgazaua los cueros con zumos de limones, con turuino, con tuetano de corzo: e de garza: e otras confaciones. Sacaua aguas para oler de rosas, de azahar: de jasmin, de trebol, de madreselua, e clauellinas, mosquetas e almizcladas, poluorizadas con vino. Hazia lexias para enrubiar, de sarmientos, de carrasca, de centeno, de marrubios, con salitre, con alumbre, e millifolia, e otras diuersas cosas. E los vntos e mantecas que tenia es hastio de dezir: de vaca, de osso, de cauallos, e de camellos, de culebra, e de conejo, de vallena, de garza: e de alcarauan, e de gamo, e de gato montes, e de texon, de harda, de herizo, de nutria. Aparejos para banos, esto es vna marauilla: de las yeruas e rayzes que tenia en el techo de su casa colgadas: manzanilla e romero, maluauiscos, culantrillo, coronillas, flor de sauco e de mostaza, espliego. e laurel blanco, tortarosa e gramonilla, flor saluaje, e higueruela, pico de oro e hoja tinta. Los azeytes que sacaua para el rostro no es cosa de creer. de estoraque e de jazmin, de limon, de pepitas, de violetas, de menjuy, de alfocigos, de pinones, de granillo, de azofeyfas, de neguilla, de altramuzes, de aruejas, e de carillas, e de yerua paxarera. E vn poquillo de balsamo tenia ella en vna redomilla que guardaua para aquel rascuno que tiene por las narizes. Esto de los virgos, vnos fazia de bexiga: e otros curaua de punto. Tenia en vn tabladillo: en vna caxuela pintada, agujas delgadas de pelligeros: e hilos de seda encerados, e colgadas alli rayzes de hojaplasma e fuste sanguino, cebolla albarrana, e cepacauallo. Hazia con esto marauillas: que quando vino por aqui el embaxador frances: tres vezes vendio por virgen vna criada que tenia. CAL.—asi pudiera ciento. PARM.—si, santo dios. e remediaua por caridad muchas huerfanas e erradas que se encomendauan a ella. E en otro apartado tenia para remediar amores, e para se querer bien. Tenia huessos de corazon de cieruo: lengua de biuora, cabezas de codornizes: sesos de asno, tela de cauallo, mantillo de nino, haua morisca, guija marina, soga de ahorcado, flor de yedra, espina de erizo, pie de texo, granos de helecho, la piedra del nido del aguila, e otras mill cosas. Venian a ella muchos hombres e mugeres. e a vnos demandaua el pan do mordian. a otros de su ropa. a otros de sus cabellos. a otros pintaua en la palma letras con azafran. a otros con bermellon. a otros daua vnos corazones de cera llenos de agujas quebradas. e otras cosas en barro e en plomo hechas, muy espantables al ver. Pintaua figuras. dezia palabras en tierra. quien te podra dezir lo que esta vieja fazia? y todo era burla e mentira. CAL.—bien esta, Parmeno: dexalo para mas oportunidad. asaz soy de ti auisado: tengotelo en gracia; no nos detengamos: que la necessidad desecha la tardanza. Oye, aquella viene rogada: espera mas que deue: vamos, no se indigne. Yo temo: e el temor reduze la memoria: e a la prouidencia despierta. Sus; vamos, proueamos. Pero ruegote, Parmeno: la embidia de Sempronio, que en esto me sirue e complaze: no ponga impedimiento en el remedio de mi vida. que si para el houo jubon, para ti no faltara sayo. ni pienses que tengo en menos tu consejo e auiso: que su trabajo e obra. como lo espiritual sepa yo que precede a lo corporal: e que puesto que las bestias corporalmente trabajen mas que los hombres: por esso son pensadas e curadas: pero no amigas dellos: en la tal diferencia seras comigo en respeto de Sempronio: e so secreto sello, pospuesto el dominio: por tal amigo a ti me concedo. PARM.—quexome, Calisto, de la dubda de mi fidelidad e seruicio: por los prometimientos e amonestaciones tuyas. Quando me viste, senor, embidiar? o por ningun interesse ni resabio tu prouecho estorcer? CAL.—no te escandalizes: que sin dubda tus costumbres e gentil crianza en mis ojos: ante todos los que me siruen estan: mas como en caso tan arduo, do todo mi bien e vida pende: es necessario proueer. proueo a los contescimientos: como quiera que creo que tus buenas costumbres sobre buen natural florescen: como el buen natural sea principio del artificio. E no mas: sino vamos a ver la salud. CEL.—pasos oyo: aca descienden: haz, Sempronio, que no lo oyes. Escucha, e dexame hablar lo que a ti e a mi conuiene. SEMP.—habla. CEL.—no me congoxes, ni me importunes: que sobrecargar el cuydado es aguijar al animal congoxoso. Assi sientes la pena de tu amo Calisto que parece que tu eres el: e el tu: e que los tormentos son en vn mismo subjeto. Pues cree que yo no vine aca por dexar este pleyto indeciso: o morir en la demanda. CAL.—Parmeno? detente: ce, escucha, que hablan estos: veamos en que viuimos. O notable muger. o bienes mundanos, indignos de ser poseydos de tan alto corazon. O fiel e verdadero Sempronio. Has visto, mi Parmeno? oyste? tengo razon? que me dizes? rincon de mi secreto, e consejo e alma mia? PARM.—protestando mi innocencia en la primera sospecha: e cumpliendo con la fidelidad: porque te me concediste, hablare. oyeme: e el afecto no te ensorde: ni la esperanza del deleyte te ciegue. Tiemplate, e no te apresures: que muchos con cobdicia de dar en el fiel, yerran el blanco. Avnque soy mozo, cosas he visto asaz: e el seso e la vista de las muchas cosas demuestran la experiencia: de verte o de oyrte descender por la escalera, parlan lo que estos fingidamente han dicho: en cuyas falsas palabras pones el fin de tu deseo. SEMP.—Celestina, ruynmente suena lo que Parmeno dize. CEL.—calla, que para la mi santiguada: do vino el asno verna el albarda. Dexame tu a Parmeno: que yo te le hare vno de nos: e de lo que houieremos, demosle parte. que los bienes, si no son comunicados, no son bienes. Ganemos todos: partamos todos: holguemos todos: yo te le traere manso e benigno a picar el pan en el puno. e seremos dos a dos. e como dizen, tres al mohino. CAL.—Sempronio. SEMP.—senor. CAL.—que hazes, llaue de mi vida? abre. O Parmeno, ya la veo. Sano soy: viuo so. Miras que reuerenda persona: que acatamiento. Por la mayor parte, por la philosomia es conocida la virtud interior. O vejez virtuosa! o virtud enuejecida! O gloriosa esperanza de mi desseado fin. O fin de mi deleytosa esperanza. O salud de mi passion. Reparo de mi tormento. Regeneracion mia. Viuificacion de mi vida. Resurrecion de mi muerte. Deseo llegar a ti. Cobdicio besar essas manos llenas de remedio. la indignidad de mi persona lo embarga. Dende aqui adoro la tierra que huellas: e en reuerencia tuya beso. CEL.—Sempronio: de aquellas viuo yo? los huessos que yo roy piensa este necio de tu amo de darme a comer: pues al le sueno, al freyr lo vera: dile que cierre la boca e comience abrir la bolsa: que de las obras dudo: quanto mas de las palabras: xo, que te estriego: asna coxa, mas hauias de madrugar. PARM.—guay de orejas que tal oyen. Perdido es, quien tras perdido anda. O Calisto desauenturado, abatido, ciego: e en tierra esta adorando a la mas antigua e puta tierra: que fregaron sus espaldas en todos los burdeles. deshecho es. vencido es. caydo es. no es capaz de ninguna redencion, ni consejo, ni esfuerzo. CAL.—que dezia la madre? paresceme que pensaua que le ofrescia palabras por escusar galardon. SEMP.—assi lo senti. CAL.—pues ven comigo: trae las llaues, que yo sanare su duda. SEMP.—bien faras: e luego vamos: que no se deue dexar crescer la yerua entre los panes: ni la sospecha en los corazones de los amigos. Sino alimpiarla luego con el escardilla de las buenas obras. CAL.—astuto hablas: vamos, e no tardemos. CEL.—plazeme, Parmeno: que hauemos auido oportunidad para que conozcas el amor mio contigo: e la parte que en mi immerito tienes: e digo immerito por lo que te he oydo dezir: de que no hago caso; porque virtud nos amonesta sufrir las tentaciones: e no dar mal por mal. e especial quando somos tentados por mozos: e no bien instrutos en lo mundano, en que con necia lealtad pierdan a si e a sus amos: como agora tu a Calisto. bien te oy: e no pienses que el oyr con los otros exteriores sesos mi vejez aya perdido: que no solo lo que veo, oyo e conozco: mas avn lo intrinseco con los intellectuales ojos penetro. Has de saber, Parmeno, que Calisto anda de amor quexoso: e no lo juzgues por eso por flaco: que el amor imperuio todas las cosas vence. e sabe, si no sabes, que dos conclusiones son verdaderas. La primera, que es forzoso el hombre amar a la muger: e la muger al hombre. La segunda, que el que verdaderamente ama, es necessario que se turbe: con la dulzura del soberano deleyte: que por el hazedor de las cosas fue puesto: porque el linaje de los hombres perpetuase: sin lo qual peresceria. E no solo en la humana especie: mas en los pesces / en las bestias / en las aues / en las reptilias. E en lo vegetatiuo algunas plantas han este respeto: si sin interposicion de otra cosa en poca distancia de tierra estan puestas: en que ay determinacion de heruolarios e agricultores ser machos e hembras. Que diras a esto, Parmeno? neciuelo, loquito, angelico / perlica, simplezico, lobitos en tal gestico: llegate aca, putico, que no sabes nada del mundo / ni de sus deleytes. Mas rauia mala me mate si te llego a mi, avnque vieja: que la voz tienes ronca, las barbas te apuntan: mal sosegadilla deues tener la punta de la barriga. PAR.—como cola de alacran. CEL.—y avn peor: que la otra muerde sin hinchar: e la tuya hincha por nueue meses. PARM.—hy. hy. hy. CEL.—rieste: landrezilla, fijo? PARM.—calla, madre: no me culpes ni me tengas, avnque mozo, por insipiente. Amo a Calisto porque le deuo fidelidad por crianza: por beneficios: por ser del honrrado e bien tratado: que es la mayor cadena que el amor del seruidor al seruicio del senor prende: quanto lo contrario aparta. veole perdido, e no ay cosa peor que yr tras desseo sin esperanza de buen fin: e especial, pensando remediar su hecho tan arduo e dificil con vanos consejos e necias razones de aquel bruto Sempronio: que es pensar sacar aradores a pala e azadon: no lo puedo sufrir: digolo, e lloro. CEL.—Parmeno: tu no vees que es necedad o simpleza llorar por lo que con llorar no se puede remediar? PARM.—por esso lloro: que si con llorar fuesse possible traer a mi amo el remedio: tan grande seria el plazer de la tal esperanza: que de gozo no podria llorar. pero assi perdida ya la esperanza: pierdo el alegria e lloro. CEL.—lloraras sin prouecho: por lo que llorando estoruar no podras: ni sanarlo presumas. A otros no ha contecido esto, Parmeno? PARM.—si; pero a mi amo no le querria doliente. CEL.—no lo es: mas avnque fuesse doliente, podria sanar. PARM.—no curo de lo que dizes. porque en los bienes mejor es el acto que la potencia: e en los males mejor la potencia que el acto. assi que mejor es ser sano, que poderlo ser. e mejor es poder ser doliente, que ser enfermo por acto. e por tanto es mejor tener la potencia en el mal que el acto. CEL.—o maluado: como que no se te entiende! tu no sientes su enfermedad? que has dicho hasta agora? de que te quexas? pues burla, o di por verdad lo falso, e cree lo que quisieres: que el es enfermo por acto: e el poder ser sano es en mano desta flaca vieja. PARM.—mas desta flaca puta vieja. CEL.—putos dias biuas, vellaquillo: e como te atreues? PARM.—como te conozco. CEL.—quien eres tu? PARM.—quien? Parmeno, hijo de Alberto tu compadre: que estuue contigo vn mes: que te me dio mi madre quando morauas a la cuesta del rio, cerca de las tenerias. CEL.—Jesu. Jesu. Jesu. E tu eres Parmeno, hijo de la Claudiana? PARM.—alahe, yo. CEL.—pues fuego malo te queme: que tan puta vieja era tu madre como yo: porque me persigues, Parmenico? El es, el es, por los santos de dios. allegate a mi: ven aca, que mill azotes e punadas te di en este mundo: e otros tantos besos. Acuerdaste quando dormias a mis pies, loquito? PARM.—si, en buena fe: e algunas vezes, avnque era nino, me subias a la cabecera, e me apretauas contigo: e porque olias a vieja me fuya de ti. CEL.—mala landre te mate: e como lo dize el desuergonzado. Dexadas burlas e pasatiempos: oye agora, mi fijo, e escucha; que, avnque a vn fin soy llamada, a otro so venida: e maguera que contigo me aya fecho de nueuas, tu eres la causa. Hijo, bien sabes como tu madre, que dios aya, te me dio, viuiendo tu padre: el qual, como de mi te fueste, con otra ansia no murio, sino con la incertedumbre de tu vida e persona: por la qual absencia: algunos anos de su vejez sufrio angustiosa e cuydosa vida: e al tiempo que della passo, embio por mi: e en su secreto te me encargo: e me dixo sin otro testigo, sino aquel que es testigo de todas las obras e pensamientos: e los corazones e entranas escudrina: al qual puso entre el e mi que te buscasse, e allegasse, e abrigasse: e quando de complida edad fueses: tal que en tu viuir supieses tener manera e forma: te descubriesse adonde dexo encerrada tal copia de oro e plata que basta mas que la renta de tu amo Calisto. y porque gelo prometi, e con mi promessa lleuo descanso: e la fe es de guardar mas que a los viuos a los muertos, que no pueden hazer por si: en pesquisa e seguimiento tuyo yo he gastado asaz tiempo e quantias: hasta agora que ha plazido aquel que todos los cuydados tiene: e remedia las justas peticiones, e las piadosas obras endereza: que te hallase aqui, donde solos ha tres dias que se que moras: sin duda dolor he sentido: porque has por tantas partes vagado e peregrinado: que ni has hauido prouecho, ni ganado debdo ni amistad; que, como Seneca nos dize, Los peregrinos tienen muchas posadas e pocas amistades. Porque en breue tiempo con ninguno no pueden firmar amistad. E el que esta en muchos cabos no esta en ninguno. ni puede aprouechar el manjar a los cuerpos, que en comiendo se lanza. ni ay cosa que mas la sanidad impida que la diuersidad e mudanza e variacion de los manjares. e nunca la llaga viene a cicatrizar: en la qual muchas melezinas se tientan. ni conualesce la planta que muchas vezes es traspuesta. ni ay cosa tan prouechosa, que en llegando aproueche: por tanto, mi hijo, dexa los impetus de la juuentud: e tornate con la doctrina de tus mayores a la razon: reposa en alguna parte: e donde mejor que en mi voluntad? en mi animo: en mi consejo: a quien tus padres te remetieron? e yo assi como verdadera madre tuya te digo: so las maldiciones que tus padres te pusieron si me fuesses inobediente: que por el presente sufras e siruas a este tu amo que procuraste: hasta en ello hauer otro consejo mio: pero no con necia lealdad: proponiendo firmeza sobre lo mouible: como son estos senores deste tiempo. E tu, gana amigos, que es cosa durable: ten con ellos constancia. no viuas en flores. dexa los vanos prometimientos de los senores: los quales desechan la substancia de sus siruientes con huecos e vanos prometimientos: como la sanguijuela saca la sangre: desagradescen, injurian, oluidan seruicios, niegan galardon. Guay de quien en palacio enuejece: como se escriue de la probatica piscina: que de ciento que entrauan, sanaua vno. Estos senores deste tiempo mas aman a si, que a los suyos; e no yerran: los suyos ygualmente lo deuen hazer. perdidas son las mercedes, las magnificencias, los actos nobles. cada vno destos catiuan e mezquinamente procuran su interesse con los suyos: pues aquellos no deuen menos hazer: como sean en facultades menores, sino viuir a su ley: digolo, fijo Parmeno: porque este tu amo, como dizen, me parece rompenecios: de todos se quiere seruir sin merced: mira bien, creeme: en su casa cobra amigos, que es el mayor precio mundano: que con el no pienses tener amistad: como por la diferencia de los estados o condiciones pocas vezes contezca. Caso es ofrecido, como sabes, en que todos medremos: e tu por el presente te remedies: que lo al que te he dicho, guardado te esta a su tiempo: e mucho te aprouecharas siendo amigo de Sempronio. PARM.—Celestina: todo tremo en oyrte: no se que haga: perplexo esto: por vna parte tengote por madre: por otra a Calisto por amo. Riqueza desseo. pero quien torpemente sube a lo alto: mas ayna cae que subio. No querria bienes malganados. CEL.—yo si. A tuerto o a derecho, nuestra casa hasta el techo. PARM.—pues yo con ellos no viuiria contento: e tengo por onesta cosa la pobreza alegre. E avn mas te digo: que no los que poco tienen son pobres: mas los que mucho dessean: e por esto, avnque mas digas, no te creo en esta parte: querria passar la vida sin embidia: los yermos e aspereza sin temor: el sueno sin sobresalto: las injurias con respuesta: las fuerzas sin denuesto: las premias con resistencia. CEL.—o hijo, bien dizen que la prudencia no puede ser sino en los viejos: e tu mucho eres mozo. PARM.—mucho segura es la mansa pobreza. CEL.—mas di, como mayor: que la fortuna ayuda a los osados. e demas desto, quien que tenga bienes en la republica: que escoja viuir sin amigos? pues, loado dios, bienes tienes: e no sabes que has menester amigos para los conseruar? y no pienses que tu priuanza con este senor te haze seguro: que quanto mayor es la fortuna, tanto es menos segura: e por tanto, en los infortunios el remedio es a los amigos. E a donde puedes ganar mejor este debdo, que donde las tres maneras de amistad concurren? Conuiene a saber; por bien, e prouecho, e deleyte. Por bien, mira la voluntad de Sempronio conforme a la tuya: e la gran similitud que tu y el en la virtud teneys. Por prouecho, en la mano esta, si soys concordes. Por deleyte, semejable es: como seays en edad dispuestos para todo linaje de plazer: en que mas los mozos que los viejos se juntan. Assi como para jugar: para vestir: para burlar: para comer e beuer: para negociar amores, juntos de compania. O si quisiesses, Parmeno, que vida gozariamos. Sempronio ama a Elicia, prima de Areusa. PARM.—de Areusa? CEL.—de Areusa. PARM.—de Areusa, hija de Eliso? CEL.—de Areusa, hija de Eliso. PARM.—cierto? CEL.—cierto. PARM.—marauillosa cosa es. CEL.—pero bien te paresce? PARM.—no cosa mejor. CEL.—pues tu buena dicha quiere, aqui esta quien te la dara. PARM.—mi fe, madre, no creo a nadie. CEL.—estremo es creer a todos: e yerro no creer a ninguno. PARM.—digo que te creo: pero no me atreuo; dexame. CEL.—o mezquino: de enfermo corazon es no poder sufrir el bien. Da dios hauas a quien no tiene quixadas. O simple: diras que a donde ay mayor entendimiento: ay menor fortuna: e donde mas discrecion, alli es menor la fortuna: dichas son. PARM.—o Celestina! oydo he a mis mayores que vn exemplo de luxuria o auaricia mucho mal haze: e que con aquellos deue hombre conuersar, que le fagan mejor: e aquellos dexar, a quien el mejores piensa hazer. E Sempronio en su enxemplo no me hara mejor: ni yo a el sanare su vicio. E puesto que yo a lo que dizes me incline: solo yo querria saberlo: porque a lo menos por el exemplo fuese oculto el pecado. E si hombre vencido del deleyte de este mundo: va contra la virtud: no se atreua a la honestad. CEL.—sin prudencia hablas: que de ninguna cosa es alegre possession sin compania. No te retrayas ni amargues, que la natura huye lo triste: e apetece lo delectable. El buen deleyte es con los amigos en las cosas sensuales: e especial en recontar las cosas de amores: e comunicarlas. Esto hize: esto otro me dixo: tal donayre passamos: de tal manera la tome: assi la bese: assi me mordio: assi la abrace: assi se allego. O que fabla. o que gracia. o que juegos. o que besos. Vamos alla. boluamos aca. ande la musica. pintemos los motes. canten canciones. inuenciones. justemos. que cimera sacaremos: o que letra? ya va a la missa. manana saldra. rondemos su calle. mira su carta. vamos de noche. tenme el escala. aguarda a la puerta. como te fue? cata el cornudo, sola la dexa, dale otra buelta. tornemos alla. E para esto, Parmeno, ay deleyte sin compania? alahe: alahe: la que las sabe las tane. este es el deleyte: que lo al mejor fazen los asnos en el prado. PARM.—no querria, madre, me combidasses a consejo con amonestacion de deleyte: como hizieron los que, caresciendo de razonable fundamento: opinando hizieron sectas embueltas en dulce veneno: para captar e tomar las voluntades de los flacos: e con poluos de sabroso afeto cegaron los ojos de la razon. CEL.—que es razon, loco? que es afeto, asnillo? la discrecion que no tienes lo determina. E de la discrecion mayor es la prudencia. e la prudencia no puede ser sin esperimiento: e la esperiencia no puede ser mas que en los viejos. E los ancianos somos llamados padres. E los buenos padres bien aconsejan a sus hijos: e especial yo a ti: cuya vida e honrra mas que la mia deseo. E quando me pagaras tu esto? nunca: pues a los padres e a los maestros no puede ser fecho seruicio ygualmente. PARM.—todo me recelo, madre, de recebir dudoso consejo. CEL.—no quieres? pues dezirte he lo que dize el sabio al varon que con dura ceruiz al que le castiga menosprecia: arrebatado quebrantamiento le verna, e sanidad ninguna le consiguira. E assi, Parmeno, me despido de ti e deste negocio. PARM.—ensanada esta mi madre; duda tengo en su consejo. yerro es no creer: e culpa creerlo todo. Mas humano es confiar: mayormente en esta que interesse promete: ado prouecho no puede allende de amor conseguir. Oydo he que deue hombre a sus mayores creer: esta, que me aconseja? paz con Sempronio. La paz no se deue negar: que bienauenturados son los pacificos: que fijos de dios seran llamados. Amor no se deue rehuyr: caridad a los hermanos: interesse pocos le apartan. Pues quierola complazer y oyr. Madre: no se deue ensanar el maestro de la ignorancia del discipulo: sino raras vezes: por la sciencia que es de su natural comunicable: e en pocos lugares se podria infundir. Por eso, perdoname: hablame: que no solo quiero oyrte e creerte: mas en singular merced rescebir tu consejo. E no me lo agradezcas: pues el loor: e las gracias de la acion: mas al dante que no al recibiente se deuen dar. Por esso, manda, que a tu mandado mi consentimiento se humilla. CEL..—de los hombres es errar, e bestial es la porfia. Por ende gozome, Parmeno, que ayas limpiado las turbias telas de tus ojos: e respondido al reconoscimiento, discrecion e ingenio sotil de tu padre: cuya persona, agora representada en mi memoria: enternece los ojos piadosos por do tan abundantes lagrimas vees derramar. Algunas vezes duros propositos, como tu, defendia: pero luego tornaua a lo cierto. En dios e en mi anima, que en veer agora lo que has porfiado: e como a la verdad eres reduzido: no paresce sino que viuo le tengo delante. O que persona: o que hartura: o que cara tan venerable. Pero callemos, que se acerca Calisto, e tu nueuo amigo Sempronio: con quien tu conformidad para mas oportunidad dexo. Que dos en vn corazon viuiendo son mas poderosos de hazer e de entender. CALISTO.—dubda traygo, madre, segun mis infortunios, de hallarte viua. Pero mas es marauilla, segun el deseo de como llego viuo: recibe la dadiua pobre de aquel que con ella la vida te ofrece. CEL.—como en el oro muy fino labrado por la mano del sotil artifice: la obra sobrepuja a la materia: asi se auentaja a tu magnifico dar la gracia e forma de tu dulce liberalidad: e sin duda la presta dadiua su efeto ha doblado: porque la que tarda, el prometimiento muestra negar: e arrepentirse del don prometido. PARMENO.—que le dio, Sempronio? SEMP.—cient monedas de oro. PARM.—hy. hy. hy. SEMP.—hablo contigo la madre? PARM.—calla, que si. SEMP.—pues como estamos? PARM.—como quisieres: avnque estoy espantado. SEMP.—pues calla: que yo te hare espantar dos tanto. PARM.—o dios! no ay pestilencia mas eficaz: quel enemigo de casa para empecer. CALISTO.—ve agora, madre, e consuela tu casa: e despues ven, consuela la mia: e luego. CEL.—quede dios contigo. CAL.—y el te me guarde.